El Día mundial de la Justicia Social constituye un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones y es por ello que su celebración debe impulsar la acción de la comunidad internacional en pos de la igualdad de oportunidades y género, el pleno empleo y el acceso al bienestar para